Separador magnético permanente VMSV

Separador magnético permanente de varios niveles VMSV

El separador magnético permanente de varios niveles equipado con cilindros magnéticos extra fuertes sirve para la separación continua y automática, incluso de las partículas más diminutas y poco magnéticas (p.ej., acero inoxidable magnético o varios tipos de minerales paramagnéticos).

Estructura del separador magnético de varios niveles

Este separador magnético de alta potencia está compuesto de un alimentador vibratorio (versión VMSV) o cilindro alimentador (VMSV EKO) y de varios pares de cilindros colocados uno encima de otro. Uno de los dos cilindros es propulsor (lo ofrecemos también en la versión con regulación de velocidad de giro, según el tipo del material tratado y las necesidades de operación), el otro es propulsado – esto quiere decir, uno de los cilindros es magnético y el otro no lo es. Estos pares de cilindros están unidos con una cinta transportadora muy fina, pero extremadamente resistente, de kevlar o teflón con fibra de vidrio.

¿Cómo funciona un separador magnético de varios niveles

Tras pasar por el alimentador vibratorio el material se afloja y cae posteriormente sobre la cinta transportadora y llegando al cabezal del rodillo magnetico los contaminantes férreos son retenidos en el campo magnético del cilindro magnetico y trasladados de la parte posterior de su eje al conducto de descarga (si imaginamos un reloj el material caerá en proximidad de las 6 horas). El material purificado (es decir, las partículas no magnéticas) cae (hasta las 6 horas) por gravedad en otra cinta transportadora, situada debajo del mismo, y allí se vuelve a repetir el proceso de separación (hay tambien un listel que ayuda a arrastrar fuera del campo magnético el material ferroso, y el ángulo y el eje de la posición de este listel se pueden ajustar). El campo magnético del cilindro magnético comprende una altura máxima de 10 mm, por lo tanto, se recomienda que la altura del material transportado en la cinta no supere los 5 mm (y para la mejor eficiencia recomendamos que no se sobrepase la altura de 2 mm).

El alimentador vibratorio con la tolva son partes integrantes de este separador magnético especial. Las dimensiones del alimentador vibratorio corresponden exactamente a la anchura de la cinta transportadora. Con la ayuda del regulador de vibraciones (en VMSV) o de las revoluciones del cilindro alimentador (en VMSV EKO) se puede pre-ajustar la dosificación óptima del material en la cinta transportadora. El separador magnético de varios niveles está equipado con sensores inteligentes, que aseguran la seguridad y fluidez de la operación. Al abrir cualquier agujero de inspección con el dispositivo en marcha, la máquina se apaga inmediatamente. El sensor de llenado se encarga de mantener la altura adecuada del nivel del material en el separador (para evitar su obstrucción por las partículas separadas cuando la tolva de descarga se bloquea o se llena de los metales separados).

El cilindro magnético de varios niveles VMSV cuenta con un dispositivo para el ajuste sencillo del tensado óptimo de la cinta transportadora. Además, cada motor del cilindro propulsor (en VMSV) tiene un conmutador de velocidad, así que el movimiento en cada cinta se puede ajustar, de forma independiente, según la necesidad inmediata.

¿En qué sectores industriales se podrá utilizar el separador magnético de varios niveles?

El separador magnético permanente de varios niveles se utiliza, sobre todo, en la industria alimentaria (p.ej., para la limpieza final de la harina de huesos y carne, o de la sal proveniente de minas de sal), en la industria farmacéutica, en el reciclaje de material eléctrico (p.ej., para separar partículas de acero inoxidable poco magnéticas), en la fundición (para la limpieza de arena de fundición), en la industria del vidrio o cerámica (para la separación de partículas magnéticas de arenas de cuarzo y vidrio, caolín, caliza, arcilla),

En la industria química (para la limpieza de pigmentos), en la producción de materiales refractarios (para la limpieza de materiales refractarios, chamota, abrasivos etc.), en la extracción y procesamiento de materias primas y minerales (clásica es la aplicación durante el enriquecimiento y limpieza de feldespatos, manganeso, pegmatita, bauxita, magnesita, titanio, estaurolita, hematita, baritina, bentonita, potasa, cuarzo, diamantes, tierras raras, p.ej., boro, oro, escandio, mineral de hierro, talco, zircón y muchos otros).

Uso del separador magnético

El deferrizador magnético a alta gradación, equipado con cilindros magnéticos extra fuertes, está destinado a los clientes industriales más exigentes que requieren la separación de las impurezas ferromagnéticas más finas (en el caso del uso de las cintas transportadoras extremadamente finas de kevlar, o teflón con fibra de vidrio, el tamaño máximo de las partículas que entran en contacto con este separador no debería superar los 5 mm. Las partículas más grandes podrían dañar súbitamente las finas cintas transportadoras, por eso es necesario, al haber fracciones más grandes de contaminantes ferríticos, anteponer al cilindro de varios niveles un dispositivo para separar las impurezas magnéticas más gruesas, p.ej., un tambor magnético, o aplicar cintas transportadoras más gruesas – estas, sin embargo, causarán la reducción de la eficiencia magnética de este separador especial).

Gracias a la calidad de los materiales utilizados durante la fabricación de este separator (conjunto de imanes de NdFeB extra fuertes en combinación con unas arandelas especiales de acero, bandas transportadoras de kevlar o teflón etc.), esta máquina de alta calidad alcanza una inducción magnética de hasta 21000 gauss, un valor del que podían presumir solo los separadores electromagnéticos.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que desde el punto de vista del uso práctico, el valor de la inducción magnética lograda no es tan importante como la densidad de los polos magnéticos, ya que VMSV se aplica a menudo para atrapar partículas ferromagnéticas muy pequeñas. Y en el caso de que las distancias entre los polos magnéticos fuesen demasiado grandes (con el fin de lograr la máxima inducción magnética), el campo magnético muy fuerte creado sería inútil para atrapar los diminutos contaminantes, ya que se deslizarían entre los polos magnéticos demasiado alejados... Por eso, en combinación con la polarización muy densa, el valor óptimo de la inducción magnética en la superficie del cilindro magnético (para lograr el máximo atrapamiento, incluso de las partículas ferromagnéticas muy pequeñas) oscila alrededor de 11000 gauss.

A fin de poder cubrir las necesidades y exigencias del espectro de clientes más amplio posible, fabricamos el cilindro de varios niveles en dos líneas de modelos: estándar y económico. De esa manera, nuestros clientes tienen la garantía de recibir un producto con parámetros que corresponden exactamente a sus necesidades, y la certeza de no pagar en vano por un sobrevalor innecesario para su aplicación específica.

VMSV

Se trata de una línea estándar diseñada para las aplicaciones más exigentes. Su ventaja consiste en el concepto modular, es decir, cada módulo cuenta con un par de cilindros (uno es propulsor y el otro, propulsado, interconectados entre sí mediante la cinta transportadora).

TytoGracias al concepto modular es posible, según sea necesario, apilar los módulos uno encima del otro, para lograr una pureza final extremadamente alta, utilizando la versión de hasta cinco niveles (= módulos) de este separador. Además, como los cilindros magnéticos son de grandes diámetros, el material permanece más tiempo en contacto con el campo magnético, lo que tiene una vez más un efecto muy positivo tanto en la eficiencia de la separación como en el caudal maximo.

La versión estándar VMSV es el resultado de una larga investigación en el área de aplicaciones magnéticas extremadamente exigentes, siendo muy positiva la respuesta a este producto por parte de los clientes. El diámetro más grande de los cilindros, por un lado y la distribución modular, por el otro, lamentablemente, traen como consecuencia que la construcción de este dispositivo de separación especial sea más alta (la colocación del separador en naves industriales más bajas puede resultar problemática). Asimismo, hay que tener en cuenta que aparte de un precio de adquisición, el cliente deberá contar también con otros gastos (para la construcción de una estructura adecuada de manejo, escaleras, o la suspensión de todo el dispositivo).

ProductoDimensión de entrada/salida (mm)Hoja de datos (CZ)
VMSV 4/500** 800 x 600

Visualizar el PDF

VSMV 4/1000** 1300 x 900

Visualizar el PDF

VMSV-EKO

Se trata de la variante económica VMSV, que permite aprovechar las propiedades extraordinarias del cilindro magnético de varios niveles también a aquellos clientes que no podrían utilizar la versión estándar por motivos de espacio, económicos o de tiempo.

VMSV EKO está compuesto por tres pares de cilindros (igual que en los anteriores, uno es propulsor y el otro, propulsado, que están interconectados entre sí mediante la cinta transportadora), sin embargo, en este caso, los pares de cilindros están colocados de forma ascendente (en cascada) juntos en una sola caja.

En la versión EKO se sustituyó el alimentador vibratorio por el cilindro alimentador, se disminuyeron los diámetros de los cilindros magnéticos y su número se redujo a un máximo de tres, es decir, el material está menos tiempo en contacto con el campo magnético, así que la eficacia de la separación magnética es un poco mas baja.

Por otro lado, este tipo de concepto hizo que disminuyera considerablemente la altura de la construcción del separador, se redujo notablemente su peso y las dimensiones totales (hasta que el dispositivo se puede considerar, de cierto modo, un dispositivo móvil) y la instalación del dispositivo dejó de ser costosa y exigente en cuanto a tiempo.

ProductoDimensión de entrada/salida (mm)Hoja de datos (CZ)
VMSV EKO 500 N 500 x 400

Visualizar el PDF

VMSV EKO 1000 N 1000 x 900

Visualizar el PDF

VMSV EKO 1500 N 1500 x 1400

Visualizar el PDF