Separador magnético de alta intensidad LSV

Separador magnético de alta intensidad LSV

El separador magnético de alta intensidad LSVequipado con un cilindro magnético extra fuerte, es la versión disminuida del separador magnético de varios niveles. Se utiliza para la separación continua y automática, incluso de partículas muy pequeñas (hasta de 30 micrones, aprox.) y de magnetismo débil (p.ej., acero inoxidable magnético o algunos tipos de minerales paramagnéticos).

Estructura del separador de alta intensidad

Este separador magnético de alto gradiente, extraordinariamente potente y a la vez compacto y modular, está compuesto por un alimentador vibratorio y un par de rodillos. Uno de ellos, el rodillo de arrastre (o motriz), es magnético (con regulación de velocidad de giro, según el tipo de material y las necesidades de operación), el otro, el cilindro propulsado, no es magnético. Los dos cilindros están unidos entre sí por una cinta transportadora muy fina, pero extremadamente resistente, de kevlar o teflón y fibra de vidrio (disponible también en la variante alimenticia). El campo magnético del cilindro magnético alcanza una altura máxima de 10 mm, por lo tanto, lo ideal es que la altura del material transportado en la cinta no supere los 5 mm (para una mayor eficiencia, recomendamos una altura de 2 mm).

¿Cómo funciona un separador magnético?

Tras la liberación del material, a través del alimentador vibrante, el material cae en la cinta transportadora, y las partículas magnéticas (atraídas por el campo magnético) acompañan al rodillo en su giro y se desprenden por debajo y detrás del rodillo al contenedor. El material limpio (partículas no magnéticas) cae libremente (sin ser influido por el campo magnético) al recipiente para el producto limpio, debajo del cilindro propulsor. Un tabique divisor (ajustable en ángulo y eje) ayuda a separar del material magnético y no magnético una tercera fracción (que se encuentra entre el material limpio y los contaminantes ferromagnéticos), esto quiere decir un material de magnetismo débil o parcialmente contaminado con partículas ferromagnéticas. El proceso de separación se puede repetir, según sea necesario, ya que tanto el material limpio, como el material parcialmente contaminado y también las partículas ferromagnéticas, se encuentran en recipientes separados, debajo de la cinta transportadora (hay que tener en cuenta que LSV es un separador magnético, extremadamente potente, capaz de captar hasta trozos de plástico, goma, piedras o madera contaminados por óxido de hierro – y por eso se trata de un separador imprescindible para las pruebas laboratorias y para las evaluaciones de los materiales procesados).

El alimentador vibratorio con la tolva son partes integrantes de este separador magnético especial. Las dimensiones del alimentador vibratorio corresponden exactamente a la anchura de la cinta transportadora. Con el regulador de vibraciones se puede pre-ajustar la dosificación óptima del material sobre la cinta transportadora. El cilindro magnético LSV cuenta con un dispositivo para el ajuste sencillo del tensado óptimo de la cinta transportadora. El motor del cilindro propulsor dispone de un conmutador de velocidad, con el que se puede regular la velocidad de la cinta transportadora, según sea necesario.

El deferrizador magnético a alta gradación está destinado a los clientes industriales más exigentes que requieran la separación de las impurezas ferromagnéticas más finas (en caso de uso de cintas transportadoras extremadamente finas de kevlar o teflón con fibra de vidrio, el tamaño máximo de las partículas que entren en contacto con este separador no debería superar los 5 mm). Las partículas más grandes podrían dañar las finas cintas transportadoras (para las fracciones más grandes de contaminantes metálicos se pueden utilizar las cintas transportadoras más gruesas, pero lamentablemente estas reducen la eficiencia magnética del separador especial).


Ventajas del separador magnético

Gracias a la calidad de los materiales utilizados durante la fabricación de este separator (conjunto de imanes de NdFeB extra fuertes en combinación con unas arandelas especiales de acero, bandas transportadoras de kevlar o teflón etc.), esta máquina de alta calidad alcanza una inducción magnética de hasta 21000 gauss, un valor del que podían presumir solo los separadores electromagnéticos. Por otra parte, hay que tener en cuenta que desde el punto de vista de uso práctico del cilindro magnético, el valor de la inducción magnética lograda no es tan importante, como la densidad de los polos magnéticos, ya que LSV se aplica a menudo para atrapar partículas ferromagnéticas pequeñas. Y en el caso de que las distancias entre los polos magnéticos fuesen demasiado grandes (con el fin de lograr la máxima inducción magnética), el campo magnético muy fuerte creado sería inútil para atrapar los diminutos contaminantes, ya que se deslizarían entre los polos magnéticos demasiado alejados... Por eso, en combinación con la polarización muy densa, el valor óptimo de la inducción magnética en la superficie del cilindro magnético (para lograr el máximo atrapamiento, incluso de las partículas ferromagnéticas muy pequeñas) oscila alrededor de 11000 gauss.

LSV

El separador magnético de alta intensidad LSV equipado con un cilindro magnético extra fuerte, es la versión disminuida del separador magnético de varios niveles.

ProductoHoja de datos (CZ)
LSV Visualizar el PDF



¿En qué sectores industriales se podrá utilizar el separador magnético?

El separador magnético LSV encuentra su uso, sobre todo en el testeo de los materiales en la industria alimentaria (p.ej., en la limpieza final de la harina de huesos y carne o sal proveniente de minas de sal), en la industria farmacéutica, en el reciclaje de material eléctrico (p.ej., para separar partículas de acero inoxidable poco magnéticas), en la fundición (para la limpieza de arena de fundición), en la industria del vidrio o cerámica (para la separación de partículas magnéticas de arenas de cuarzo y vidrio, caolín, caliza, arcilla) etc. También se utiliza en laboratorios de la industria química (para la limpieza de pigmentos), en la producción de materiales refractarios (para la limpieza de materiales refractarios, chamota, abrasivos etc.), en la extracción y procesamiento de materias primas y minerales (clásica es la aplicación durante el enriquecimiento y limpieza de feldespatos, manganeso, pegmatita, bauxita, magnesita, titanio, estaurolita, hematita, baritina, bentonita, potasa, cuarzo, diamantes, tierras raras, p.ej., boro, oro, escandio, mineral de hierro, talco, zircón y muchos otros).